banner-zion

El Propósito de las Pruebas

"Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos." S. Lucas 22:31-32

Este texto del evangelio de Lucas, marca un tiempo muy triste en la vida del apóstol Pedro y a la vez, el inicio de una vida plena al servicio del Señor Jesucristo. Pedro, discípulo impetuoso, arriesgado e indómito, recibe una advertencia de parte del Señor, que le dice que pasaría por un tiempo en el que sería zarandeado. Es decir, su vida sería sacudida con un propósito. Dios había permitido que Satanás lo tocara. Si bien el diablo busca siempre destruir y matar, el Señor permite que en la vida de Sus hijos se infiltren tiempos de prueba que nos sacudirán y nos despertarán para que volvamos al camino, al propósito que Dios tiene para nosotros, desde que nos hizo Sus hijos.

La prueba que Pedro pasó en aquel tiempo, lo reafirmó para que fuera el predicador del Pentecostés, donde el Señor salvó como a tresmil personas (Hechos 2:14-41), el portador del mensaje de salvación a los gentiles (Hechos 10) y como los demás apóstoles, instrumento para el fundamento de la Iglesia. (Efesios 2:20).

Los hijos de Dios alcanzamos la satisfacción de nuestra vida cristiana, cuando somos usados por el Señor en el propósito para el que fuimos hechos y solo seremos usados cuando seamos quebrantados a través de las pruebas. Quieres ser usado por el Señor? Permite que con las pruebas sea zarandeada tu vida y tus dones y tus talentos sean confirmados para la Gloria y honra del Señor.

"En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo" 1 Pedro 1:6-7

Visto 511 veces
Facebook logo 36x36.svg
INSTAGRAM
youtube
TWITTER