banner-zion

Salmo 78:7

SALMO 78:7

“A fin de que pongan en Dios su confianza, Y no se olviden de las obras de Dios; Que guarden sus mandamientos…”

Pensemos…

Dios le estaba hablando a su pueblo para llevarlo a decisiones, pero antes les pide que escuchen, inclinen su oído a las palabras de su boca. Eso era el todo para recibir y hacer el mandato de Dios.

El Salmo 78 nos va a mostrar la visión de Dios para su pueblo y nos va a animar a que veamos la diferencia de aquellos que le confían a Dios su vida y aquellos que desconfían de Dios.

Confiarle a Dios mi vida es:

-          Escuchar, entender sus palabras, vivir sus planes

-          Recordar, mantener vivas las obras de Dios y como el quiere obrar en mí

-          Obedecer, guardar sus palabras en mi corazón

El resultado de confiarle a Dios mi vida es:

-          Dirección, saber cuáles son los pasos a seguir

-          Tranquilidad, gozar de su paz en medio de las pruebas

-          Seguridad, caminar confiando en la voluntad de Dios

Desconfiar de Dios es:

-          Vivir con dudas del obrar de Dios

-          Olvidarme de las obras de Dios

-          Desobedecer sus palabras

El Resultado de desconfiar de Dios:

-          Tentarlo con mis deseos

-          Rebelarme a su autoridad

-          Cuestionar su fidelidad

Dios es tan bueno que termina un pasaje de exhortación, rebeldía, desobediencia, enojo, muerte y dudas con el llamado de un hombre a pastorear a las ovejas…

Eligió a David su siervo, Y lo tomó de las majadas de las ovejas; De tras las paridas lo trajo Para que apacentase a Jacob su pueblo, Y a Israel su heredad. Y los apacentó conforme a la integridad de su corazón Los pastoreó con la pericia de sus manos. (Salmo 78:70-72)

El mensaje que Dios nos deja es, déjame tomar las decisiones a mí en relación a lo que tú necesitas realmente, déjame pastorearte y llevarte siempre a los caminos que tengo trazados para ti. Soy tu Dios, tu Padre, tu Salvador, tu Proveedor, tu Protector y soy todo lo que necesitas, Solo te pido que CONFÍES EN MI.

Preguntémonos…

¿Qué es confiarle a Dios mi vida?

Practiquemos…

-          Poner mi confianza en Él

-          Recordar siempre cómo Él obra

-          Guardar sus mandamientos

 

Visto 415 veces