banner-zion

Tiempos de reflexión

La reflexión ó meditación de la palabra de Dios nos permite que podamos examinarnos, esta actividad sin duda no es posible realizarse en el desarrollo de nuestras actividades laborales, sino en tiempos de reposo. Nuestros Dios estableció tiempos de reposo para nuestras vidas, su obra fue terminada en seis días y al séptimo día descanso (Génesis 2:2). En su ley estableció el Día de reposo; para que en él, el hombre descansará de sus actividades y meditara en Dios y en su palabra (Levítico 23:3). Por tanto, Dios nos ha regalado tiempos de descanso, en los cuales te invito a que medites en la palabra de Dios. (Salmo119:15).

 

Con ello en mente, ahora te propongo que examinemos nuestras vidas haciéndote las siguientes preguntas extractadas del estudio del libro de 2ª de Crónicas:

 

-       Tengo tiempo de gratitud y oración en mi vida diaria? (2ª Crónicas 5:13).

-       Acostumbro a tomar consejo en la toma de decisiones? (2ª Crónicas 10:6).

-       Qué tanto dispongo mi corazón para servir a Jehová? (2ª Crónicas 12:14).

-       Tengo alianzas que no le agradan a Dios? (2ª Crónicas 16;7).

-       Qué legado estoy dejando a mis hijos?(2ª Crónicas 22:3).

-       Preparó mis caminos delante de Dios? (2ª Crónicas 27:6).

-       Dispongo de tiempo para el estudio de la Palabra de Dios? (2ª Crónicas 17:9)

 

La intención de estas preguntas es que meditemos en ellas y las respondamos con sinceridad. Y dado el caso, convertirlas en nuestra oración, de manera que fortalezcamos las áreas de nuestras vidas en las que seamos más débiles y podamos con la ayuda del Señor agradarle en nuestra vida cristiana.

 

Dios te bendiga!

 

Armando Arenas C.

Visto 481 veces