banner-zion

ENGENDRADOS POR DIOS

ENGENDRADOS POR DIOS La palabra engendrar hace referencia a fecundar, un significado dice: Dar existencia una persona o un animal a un nuevo ser por medio de la fecundación. La Palabra de Dios dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.” Juan 1:12-13 El ser engendrado es el comienzo de una nueva existencia, dando lugar a un nacimiento y de la manera que un día fuimos engendrados de un papa y una mama naciendo físicamente, también este nacimiento espiritual se produce y lo explico el Señor Jesucristo a Nicodemo en el evangelio de Juan capítulo 3: 5,6 "Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.” De igual forma que para el nacimiento físico fueron necesarios papa y mama, para el nacimiento espiritual fueron necesarios "el agua y el Espíritu"; siendo el agua la Palabra de Dios y el Espíritu el Espíritu Santo. El verdadero creyente fue engendrado por Dios y tiene unas características especiales, una genética espiritual que no le permite sobrevivir espiritualmente hablando, en el pecado y está es la razón por la cual dice la Biblia: "Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna. Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén.” Y como el hijo de Dios (Jesucristo) nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero (refiriéndose al Padre) debemos permanecer siendo criados por la Palabra y obteniendo el crecimiento que lo da el Espíritu (Dios). “Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él;” Colosenses 2:6. Recibimos al Señor Jesucristo por FE (por creer) debemos seguir andando por FE pero como no es magia, debemos seguir nutriéndonos de la Palabra y el Espíritu por siempre y para siempre. es la manera de conocer al Verdadero entender que por el poder de Jesucristo actuando en mi vida, por el Espíritu Santo me libra del pecado y el maligno no me toca. Conoce más del Verdadero para andar en Él, el discipulado es una buena oportunidad que Él usa y estás cordialmente invitado.

Jaime Arguelles Diacono.

Visto 709 veces