banner-zion

Romanos 12:1-5

Vemos  cómo Dios  usa al Apóstol Pablo para que de una manera amorosa nos confronte  a valorar el sacrificio que hizo Dios por nosotros movido a misericordia, y esto solo lo podemos hacer cuando entendemos realmente el costo tan alto que Dios pagó por nosotros y es ahí cuando en agradecimiento nos despojamos de todo pecado que nos estorba para darle la gloria a Dios y así poder agradarle con nuestra vida.

Pero para poder presentar nuestra vida de una manera que sea de su agrado, no podemos acomodarnos, no podemos amoldarnos al mundo que nos rodea,  A un mundo que cada día se esta degradando por su perversidad.

Es hora de  actuar pero no en nuestras fuerzas,  dejemos que el Espíritu Santo nos convenza de la necesidad de renunciar a todo lo que este mundo ofrece, y que cada día nuestra mente y nuestro corazón sean renovados para así comprender lo que Dios quiere de nosotros.

Para esto el nos permite capacitación a través de su palabra, y también nos equipa con dones espirituales y así poder cumplir con su voluntad la cual es ir y hacer discípulos, estos dones los recibimos sin merecerlo, por lo tanto en ninguna manera son para una auto exaltación. Sino en humildad para ser  parte de un cuerpo y juntos cumplir con nuestra función.

Y a medida que este cuerpo crece se debe reproducir y para esto requiere que todos los miembros están en la mejores condiciones.

Por esto Pablo no anima a que renunciemos a todas las cosas que nos impidan ser del agrado de Dios. esta es la única manera de poder ser transformados, es la única manera de lograr la renovación de nuestra mente por eso es necesario que nos ejercitemos diariamente y así fortalecer la relación con nuestro Padre el cual nos va ir confirmando su buena y perfecta voluntad.

 

Félix Pinzón

Visto 79 veces