banner-zion

HEME AQUÍ. ÉXODO 3:1-10

Aquí podemos ver un gran contraste ya que Moisés lo conocimos como el príncipe de Egipto, al ser el hijo adoptivo de la hija del Faraón, él lo tenía todo a sus pies no le hacía falta nada. Mientras que sus compatriotas padecen los sufrimientos de la esclavitud.

por medio de arduo trabajo el pueblo de Israel estaba sometido bajo la autoridad de una nación pagana.

Israel solo clamaba a Dios por misericordia, clamaba para ser liberado, clamaba para que pronto terminara ese tiempo tan tortuoso.

y Ahora vemos a un Pastor de ovejas que tenía que valerse por sí mismo, ya no tenía a nadie que le sirviera, fuera de eso se tuvo que humillar a ser un extranjero en la tierra de Madián.

y  Dios de una manera inesperada, se le manifiesta y le revela su plan para así terminar con el sufrimiento de su pueblo dándoles libertad. Pero Moisés se llenó de excusas para evitar el llamado de Dios.

Aquí nosotros tenemos que reconocer que al no tener a  Cristo como nuestro salvador, nuestra vida experimenta un gran vacío, no hay esperanza, y en nuestra búsqueda para satisfacer ese vacío nos sometemos cada vez más a una esclavitud similar a la de Egipto.

Dios viendo esa situación movido a misericordia entregó a su hijo JESUCRISTO para sacarnos de esa esclavitud a la que el pecado nos tenía sometidos y sin esperanza, pero ahora colocando nuestra confianza en Cristo como nuestro salvador personal.

Ahora tenemos la salvación, ya somos libres del castigo eterno.

y es tiempo de decidir qué vamos hacer en medio de un mundo perdido y sin esperanza, sigo como Moisés en Egipto, esperando que todo me llegue a los pies, esperando los domingos para recibir el mensaje y seguir disfrutando de mi comodidad. o por el contrario me dispongo a salir por el desierto.

Dios ya esta cansado de escuchar excusas, y la realidad es que nosotros tenemos ese fuego que ardía en la zarza, ese fuego que le llamó la atención a Moises, ese fuego es el Señor Jesucristo avivando nuestros corazones, no dejemos que se apague, al contrario juntos como iglesia podemos alcanzar a otros siendo luz..

FELIX PINZON GALEANO.

Diacono

Visto 174 veces