banner-zion

“DAD GRACIAS EN TODO, PORQUE ESTA ES LA VOLUNTAD DE DIOS PARA CON VOSOTROS EN CRISTO JESÚS” 1 TES. 5:18

Querido y hermano y hermana, uno de los aspectos en que nuestra vidas es tratada por nuestro Dios es el área de la gratitud; este hermosa cualidad como lo es la gratitud, no es algo que nazca en nosotros, más bien, es algo que se debe formar en nosotros.

 Desde pequeño recuerdo que dar gracias era un gesto de cordialidad y de buena educación, pero con el paso de los años entiendo que al gratitud es un gesto de adoración ante la inmensa gracia de Dios derramada en nuestras vidas por Cristo Jesús.

 Cuando inicie en la iglesia Local de Pontevedra daba gracias a Dios como una manera de salir del problema ó de la dificultad que me aquejaba, pero luego fue entendiendo que la gratitud al Señor es algo que luego de producir adoración, nos puede ayudar en la  comunión y la confianza hacia nuestro Dios.

 Dar gracias cuando las cosas salen bien, cuando tenemos bendiciones, ó hay salud, lo podemos hacer con cierta disposición y diligencia; pero cuando hay momentos de adversidad, de escasez, de enfermedad, de duda, de incertidumbre o cualquier otra circunstancia negativa, podemos tomar una actitud contraria a la gratitud, dando lugar a la rebeldía y a la amargura.

 Animémonos con los ejemplos del nuevo testamento como en el caso de Pablo y Xilas que luego de ser azotados y puestos en el cepo cantaban Himnos a Dios a la media noche (Hechos 16:25-26), ó cuando Pablo llevado hacia Roma y luego de dos semanas a la deriva en alta Mar por causa de una tormenta, animando a sus compañeros y tomando el poco pan que había, lo partió y dio gracias a Dios en presencia de Todos sus compañeros de viaje (Hechos 27:13-38) y finalmente luego de tres meses de espera, Pablo puede llegar a Roma reconfortando su corazón al dar gracias a Dios por poder ver a sus hermanos en el Señor (Hechos 28:11-16).

 Por tanto mi amado hermano y hermana, animémonos a tener en cuenta que debemos cultivar una aptitud de gratitud ante nuestro Dios por lo bueno y por lo malo, recordando lo que dice la Escritura “¡Sacrifica a Dios alabanza y paga tus votos al Altísimo!”(Salmo 50:14).

 

DIACONO DE PONTEVEDRA

Visto 925 veces