banner-zion

La luz que nos resplandeció

“Para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; Para encaminar nuestros pies por camino de paz.”

Lucas 1:79 (RVR1960)

Lectura: Lucas 1:76-79

Si bien es cierto que este pasaje es una profecía acerca de Juan El Bautista y del ministerio que tendría al preparar el camino del Señor, también nos permite ver una importante verdad acerca de nuestro Señor Jesucristo. En el versículo 79 se nos dice que Jesús vino a este mundo para dar luz a todos aquellos que están en tinieblas y en sombra de muerte. Podemos darle gracias a Dios por habernos alcanzado y por darnos vida cuando estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, lo cual es la más grande dádiva que jamás podremos recibir durante nuestro tiempo en esta tierra. Gracias a su amor perfecto, fuimos justificados, nuestros pecados borrados y nuestra impagable deuda fue saldada.

Ahora, como hijos de Dios esa luz sigue resplandeciendo en nuestra vida para mostrarnos cómo debemos andar en nuestro peregrinaje en este mundo. Es una luz que nos ayuda a ver claramente su voluntad cuando nos acercamos a Él en busca de respuestas y de guía para conducirnos en un mundo lleno de tinieblas. A través de su Palabra, su luz también nos muestra aquellas áreas de nuestra vida en las que Jesús necesita trabajar; partes de nuestra vida que necesitan ser cambiadas. Estos cambios no pueden darse en la oscuridad, en las tinieblas. Es necesario que vengamos a la luz continuamente para ser cambiados por Él con la ayuda del Espíritu Santo que mora en nuestros corazones.

¿Has salido ya de las tinieblas al aceptar a Cristo como tu Salvador? Si ya eres su hijo o hija, ¿buscas continuamente su luz para alumbrar tu camino, cumpliendo su voluntad? ¿Qué áreas de tu vida necesitas traer a la luz?

Demos gracias a Dios por enviar a nuestro Señor Jesús para traer luz a nuestras vidas y por continuar trabajando en nosotros hasta el día en que nos reunamos con Él.

Read 30 times
Facebook logo 36x36.svg
INSTAGRAM
youtube
TWITTER